Fracasa búsqueda de restos de joven Orlandi en dos tumbas del Vaticano

12 July, 2019 Internacional, Noticias Grupo Stereo Siete

No “hay restos humanos ni ataúdes ni urnas ni huesos”, informó el Vaticano, según la agencia Vatican News.

Ciudad del Vaticano.- La apertura de dos tumbas pertenecientes a dos princesas, en el Cementerio Teutónico, en busca de los restos de Emanuela Orlandi, desaparecida hace 36 años, concluyó sin éxito, ya que están vacías, informó el Vaticano.

En las dos tumbas del Cementerio Teutónico, que se encuentra en territorio vaticano, no “hay restos humanos ni ataúdes ni urnas ni huesos”, informó el Vaticano, según la agencia Vatican News.

Detalló que la inspección se llevó a cabo este jueves en presencia de la familia Orlandi y sus abogados, y comenzó con la apertura de la tumba de la Princesa Sophie von Hohenlohe, en la que se encontró un gran espacio subterráneo de unos cuatro metros por 3.70 metros, pero que está completamente vacío.

Luego se abrió la segunda tumba-sarcófago, perteneciente a la princesa Carlota Federica de Mecklemburgo, en la que tampoco se encontraron restos humanos.

El Vaticano aseguró que los familiares de las dos princesas fueron informados de inmediato del resultado de las búsquedas.

“Creo que tendremos que seguir adelante y esperar una colaboración honesta. Mientras no encuentre a Emanuela, es mi deber buscar la verdad”, declaró Pietro Orlandi, hermano de la joven desaparecida de manera misteriosa en 1983.

“No había nada, nada ni siquiera las princesas”, exclamó Orlandi, según la agencia italiana de noticias Ansa.

La abogada de la familia Orlandi, Laura Sgró, expresó que “todo nos esperábamos, menos encontrar las tumbas vacías”.

En los trabajos para abrir las tumbas se contó con la asistencia técnica del experto Giovanni Arcudi, asistido por su personal.

Además estuvieron presentes Pietro Orlandi, la abogada Sgró, el Promotor de Justicia del Tribunal del Estado de la Ciudad del Vaticano, Gian Piero Milano, y su Adjunto, Alessandro Diddi, junto con el Comandante del Cuerpo de Gendarmería del Vaticano, Domenico Giani, quienes siguieron todas las fases de la operación.

Emanuela Orlandi, hija de un empleado del Vaticano, desapareció en Roma el 22 de junio de 1983 en lo que luego fue considerado un secuestro, cuyo motivo no resulta aún claro. El hecho tuvo una gran repercusión tanto en Italia como en el mundo.

« »