Recomienda especialista de la UANL platillos nutritivos para niños

2 May, 2018 Encabezado, Universidad Grupo Stereo Siete

Jesús Adrián Cervantes Noriega, nutriólogo de la UANL, recomendó platillos con nutrientes básicos como proteínas, carbohidratos y grasas.

Ante la falta de tiempo o desconocimiento de los padres, para preparar un bocadillo saludable para sus hijos a la hora del recreo escolar, Jesús Adrián Cervantes Noriega, nutriólogo de la UANL, recomendó platillos con nutrientes básicos como proteínas, carbohidratos y grasas.

Contrario a lo que se piensa, respecto a la dificultad para preparar una colación nutritiva, “es más fácil y rápido de lo que imaginas”, señaló el especialista en nutrición clínica de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

“Un snack saludable debe incluir los tres nutrientes básicos, proteínas, carbohidratos y grasas, es decir, un cereal, una fruta o verdura y una proteína”, expuso.

Indicó que, para las proteínas, se puede elegir un lácteo (yogurt, leche, queso) o una leguminosa (cacahuetes, almendras o nueces) o un huevo. Incluir los tres grupos de alimentos permitirá que el niño tenga un mejor desarrollo, mayor concentración en clase y energía suficiente para el resto del día.

Entre las opciones de refrigerios saludables, recomendó un sándwich, con dos rebanadas de pan integral, jamón de pavo, queso panela, dos hojas de lechuga, tomate rebanado, aguacate y un kiwi picado. Un vaso de fruta con cereal, con una taza de yogurt natural, una taza de fresas y media taza de cereal de maíz o arroz inflado o avena, es una segunda alternativa de alimentación sana y nutritiva.

También se pueden preparar tres rebanadas de pan integral tostado con tres cucharadas de crema de cacahuate y un plátano rebanado o cuatro tacos de huevo con tortillas de maíz, acompañados de una taza de jícama picada con una zanahoria rallada y limón al gusto, expuso.

La quinta opción es un “smoothie” de fruta, a base de una taza de arándanos, una taza de leche, hielo al gusto, seis galletas de animalitos y 10 almendras.

En este marco, el nutriólogo de la UANL remarcó que la leche y el yogurt son esenciales para el pequeño, “una cajita de leche con galletas de animalitos y fruta, o un bote de yogurt con galletas y fruta son una excelente opción”.

“La leche entera de vaca -no saborizada-, y el yogurt natural (son ideales); otros contienen grandes cantidades innecesarias de azúcar, que ocasionan problemas de caries, obesidad e incluso hiperactividad”, manifestó.

“Es importante que al momento de ofrecerle un alimento al niño que no sea con alto contenido de azúcar; puede ser algo ‘cruel’, pero desde pequeños hay que enseñarlos a comer”, expresó.

Cervantes Noriega señaló que, para elegir la cantidad de nutrientes necesarios para el snack, se deben considerar los alimentos que el menor consume en el desayuno, antes de salir de casa.

“Si tu pequeño desayuna ligero (leche o yogurt, por ejemplo) recuerda que los alimentos que consumirá en el recreo deberán compensar los nutrientes que le faltan”, dijo.

“Si es desayuno ligero se puede llegar al requerimiento con más cantidad en el lonche escolar, un bote de yogurt en el desayuno y otro bote de yogurt con cereal y fruta de lonche, por ejemplo, es cuestión de saber balancear los nutrientes”, explicó.

Cuando el menor consume un desayuno completo: leche, huevo, pan y fruta, por decir un ejemplo, se deberá considerar un snack más ligero para el descanso escolar, agregó.

“Si va a desayunar de esa forma, será solo una fruta o verdura picada y unas galletas.

Es en proporción más pequeña, porque toda la energía ya la absorbió con el desayuno”, detalló el especialista de la Facultad de Salud Pública y Nutrición de la UANL.

“Si tu pequeño asiste a la escuela por la tarde, a la hora del descanso debe consumir ‘snacks’ más ligeros como verduras: jícama, pepino, zanahoria con limón, o frutas: manzana, pera, mango, plátano”, aclaró.

Dentro de ello, expuso, “que la proporción de nutrientes sea de mayor concentración en la mañana para que el cuerpo rinda de manera óptima”. Por último, el especialista de UANL enfatizó que “sin importar la hora a la que el menor asista a la escuela, es necesario alimentar al pequeño cinco veces al día (desayuno, refrigerio de media mañana, comida, colacion de media tarde y cena)”.

« »