El Gran Huracán Categoría 5 (The Hurricane Heist) –

3 April, 2018 Sinopsis de Películas Grupo Stereo Siete

FICHA TÉCNICA

Director Rob Cohen
Elenco Toby Kebbell, Maggie Grace, Ryan Kwanten
Escritores Rob Cohen, Carlos Davis, Anthony Fingleton, Jeff Dixon, Scott Windhauser
Productores Christophe Cervoni, Marc Fiszman
Música Maxime Desprez, Michael Tordjman
Fotografía Antoine Marteau
Edición Antoine Vareille
Título original The Hurricane Heist
Género Acción / Thriller
Año 2018
Lenguaje Inglés
Duración 110 min. aprox.
País Estados Unidos

 
SINOPSIS

Bajo la amenaza de un huracán, unos delincuentes se infiltran en la Casa de Moneda de los Estados Unidos para robar 600 millones de dólares. Cuando el huracán estalla como una letal tormenta categoría 5 y sus planes salen mal porque necesitan un código que sólo conoce una agente (Maggie Grace) esto se vuelve una cacería mortal. Pero la agente ha elegido como aliado a un meteorólogo (Toby Kebbell) al que los ladrones le han secuestrado a su hermano y que usará su conocimiento de la tormenta como un arma mortal contra los ladrones al mismo tiempo que salvar sus vidas.

Este thriller de acción está dirigido por Rob Cohen, conocido por películas como Dragon Heart, XXX y The Mummy: Tomb of the Dragon Emperor.

 

SOBRE LA PRODUCCIÓN

En la costa de Alabama, dos fuerzas de la naturaleza coinciden: un huracán categoría 5 y el dólar americano.

En 1992 un cruel giro del destino toma la vida de un devoto padre y caza tormentas profesional: Bruce Rutledge, dejando a la suerte de la naturaleza a sus dos hijos Will y Breeze. Veinticinco años después, Will es un meteorólogo gubernamental que sigue las huellas del huracán Tammy, una de las tormentas más feroz en la historia de Estados Unidos a punto de llegar a Alabama. Mientras los locales inician la evacuación los Estados Unidos tienen el tiempo contado para triturar $600 millones de dólares en billetes viejos en la casa de acuña de moneda norteamericana, tendrán que lograrlo antes de que Tammy llegue, pero no son los únicos con planes para ese dinero.

Foresight Unlimited y Entertainment Studios presentan The Hurricane Heist, protagonizada por Toby Kebbell, Maggie Grace, Ryan Kwanten, y Ralph Ineson, dirigidos por Rob Cohen. Una producción de Moshe Diamant p.g.a., Christopher Milburn, Rob Cohen, Mark Damon, Michael Tadross, Jr., Danny Roth y Damiano Tucci, Karen Baldwin, p.g.a. y William J. Immerman. El guion fue escrito por Scott Windhauser y Jeff Dixon, basados en la historia de Anthony Fingleton y Carlos Davis. La fotografía fue realizada por Shelly Johnson

LA CALMA QUE ANTECEDE A LA TORMENTA

Una casa de campo en Alabama: un hogar tranquilo y acogedor, hogar dulce hogar. De repente, una ráfaga de viento y lluvia hacen que el techo gire en el cielo, exponiendo a dos niños asustados acurrucados debajo de una mesa de la cocina a un remolino de vacío negro que se cierne sobre la cabeza … la “tormenta del siglo”.

Es una pesadilla demasiado real para muchos estadounidenses, incluido el director Rob Cohen: “El huracán es una bestia “, dice. “Viví algunos huracanes cuando era un niño, viviendo en la costa este de América. Y para mí, se sentían como un monstruo enojado”.

Los seres humanos frente a la naturaleza, tanto al aire libre como dentro de nosotros mismos, es una batalla constante jugando al frente y al centro en el escenario mundial: aproximadamente el 40% de la población del mundo vive cerca de la costa. Con los desastres naturales van en aumento, una nueva realidad de vida se encuentra en el camino de una naturaleza furiosa y en esta ocasión cruzará su camino con uno de los peores defectos de la humanidad: la codicia, creando una mezcla mortal que explotará en la pantalla en medios de efectos, momentos de tensión e increíbles actuaciones.

Imagine un motor enorme, más grande que cualquier cosa que haya producido la humanidad, alimentado simplemente por aire caliente. Es un huracán o, técnicamente, un “ciclón tropical”, ya que los huracanes son nombre dado a las tormentas que se forman sobre el Atlántico o el este del Pacífico: un cinturón conocido como uno de los ambientes más peligrosos para tormentas masivas.

A medida que el aire cálido y húmedo se eleva del océano, el aire más frío se arremolina para tomar su lugar, creando barreras de alta y baja presión en una espiral acelerada de viento y nubes que se evaporan. Como el huracán se hace cada vez más rápido, su único ojo gigantesco se abre lentamente para revelar una presión alta del núcleo, dentro del cual todo está en calma y normal. En el ojo, todo está inquietantemente silencioso… hasta que el borde del ojo golpea todo, desde autos hasta casas y edificios, árboles y caminos y luego todos son absorbidos arriba en el remolino.

Esta es la destructiva fuerza de la naturaleza que acaba con la vida del padre de Will y Breeze Rutledge en el verano de 1992. Pasado el tiempo la naturaleza prepara una tormenta la cual se convertirá en la tormenta del siglo y en cámara probará ser más peligrosa que el reto inicial.

Afortunadamente, Rob Cohen guarda algunos trucos bajo la manga, ha construido una formidable reputación con películas como “XXX” y “Dragon: Bruce Lee”. También fue el creador del fenómeno de taquilla “Fast and Furious”.

Las agallas y la intuición de Rob Cohen lo han seguido a lo largo de su carrera, ha sido innovador en el uso de efectos especiales con exclusivos carros hidráulicos, fotógrafos usando go-karts, entre otras cosas.

Ahora intenta filmar una verdadera pesadilla, una muy real que se aloja en la memoria de miles de americanos, la tormenta del siglo.

“Sabía exactamente lo que quería hacer con la película desde el primer día que los productores me contaron el concepto” explica Rob. “La idea de asalto justo en medio de un huracán me entusiasmó para pensar en una película de acción, pero no sería cualquier asalto, sería el asalto al Fort Knox. Tendríamos todos los elementos de una película tradicional de robos: armas, cajas de seguridad, combinaciones, $600 millones de USD, es decir todo lo clásico pero con un punto adicional, ocurriría en medio de un huracán categoría 5”.

En 2010, 2.6 billones en billetes de $1 dólar fueron destruidos. Normalmente los billetes viejos se destruyen pero nadie lo nota, a menos que un huracán categoría 5 coincida en el mismo lugar de la destrucción.

Cuando eso ocurre, de repente tienes la atención de algunas personas que observan de cerca.

UNA TORMENTA PERFECTA

En un día soleado, en un pacífico campo en las afueras de Sofía, Bulgaria, un gran equipo de producción se dedicaba a terminar una hermosa granja estilo americano.

Ésta sería la granja donde Will Rutledge y su hermano, Breeze, han encontrado refugio en medio de una tormenta y pronto será demolida por vientos a más de 100mph, mezclados con fuerte lluvia.

Tres meses después Artem Miniatures van a crear la misma granja pero construída a escala.

Su techo se baja suavemente sobre el marco de acero reforzado, con cientos de baldosas de madera balsa pintadas a mano, cada una de un tono rojo sutilmente diferente. Neumáticos en miniatura yacían casualmente en el porche, una tarea pendiente que había dejado su dueño. Artem, que ha estado elaborando efectos especiales de Hollywood desde sus talleres en Londres y Glasgow durante más de 29 años, cuenta con una extensa cartera que produce efectos, accesorios y decorados en producciones como “Robot Wars”, “T2: Trainspotting” y “Prometheus”. La granja comenzó a funcionar en sus computadoras portátiles: una estructura metálica generada por computadora sometida a pruebas rutinarias de física virtual y rondas de revisiones estructurales antes de que se convirtiera en el modelo de la casa más pequeña de la vida real.

Pero, ¿por qué sólo usar miniaturas? Cuando se trata de la destrucción de la granja, Matt Beckwith, Técnico Superior en Artem, dijo lo siguiente: “No se puede hacer eso de verdad. Una casa es demasiado grande para hacer eso, así que aquí es donde se llega a CG o miniaturas. Y en este caso, probablemente sea mejor ir con una miniatura porque vamos a hacer cosas que son impredecibles”.

Al igual que la tormenta, los efectos tienen que ser impredecibles: o pierden su ventaja. Como cualquier admirador de las grandes producciones podrá decir que CGI se vuelve aburrido después de un tiempo: cuando cientos de técnicos coreografían minuciosamente un sólo vehículo que se voltea o una casa que explota, puede parecer plano, poco realista o forzado en la pantalla.

A veces, necesitas explotar las cosas. Pero si (o cuando) los efectos prácticos salen mal, es complicado (y costoso) volver a intentarlo. Entonces, el equipo de Artem tenía que asegurarse de que la granja se colapsaría de la manera correcta. Esto implicó una extensa investigación en materiales de construcción, el comportamiento de huracanes y la arquitectura del medio oeste, para primero tener una idea de cómo la granja necesitaba moverse y parecer lo más real posible.

“Tenía que torcerse y caerse desde sus cimientos”, explica Beckwith, “lo que provocaría que la parte frontal se colapsara y la parte trasera se elevara levemente, lo que haría que el viento entrara por debajo de la estructura y volara la parte delantera, y meterse debajo de todos los azulejos. Todos los azulejos volaron”.

Y para que eso sucediera, en el verdadero estilo Cohen, se involucraron pirotecnia y enormes plataformas mecánicas. El día del rodaje, la tripulación sabía que sólo tenían una oportunidad para hacerlo bien. “Justo en el último minuto, das vueltas y debilitas todas las cosas que realmente quieres romper y pones algunos dispositivos pirotécnicos allí para ayudar a romperlo”, dice Beckwith. “Entonces, te alejas y cruzas los dedos de las manos y los pies”.

A medida que las cámaras rodaban y las máquinas de viento aullaban, los técnicos de Artem activaron la plataforma mecánica debajo de la granja a escala, instalando los pistones de aire en los puntos débiles estructurales para iniciar el colapso. Chorros de fuego salieron despedidos para parecerse a la estufa que se había incendiado. La granja se retorció y se agrietó, las astillas se elevaron en el aire cuando fue arrastrada por el huracán Tammy.

Todos aplaudieron: había funcionado a la perfección y funcionaba maravillosamente con las escenas filmadas en los primeros días del rodaje. Esa es la naturaleza de una película de Rob Cohen que pueden pasar meses y luego la secuencia se completa. Todo está planeado hasta el último detalle.

NAVEGANDO A TRAVÉS DEL ATLÁNTICO

La fotografía principal comenzó en Europa oriental en Bulgaria el 29 de agosto de 2016, y finalizó 11 semanas después cuando el impresionante paisaje del área se desvaneciera como la ciudad ficticia de Gulfport, con persecuciones de automóviles, restos voladores y frenéticos tiroteos. Y después de que el reparto y la tripulación terminaron en Europa oriental, la filmación continuaría por otra semana en el Reino Unido.

Pero cuando se necesitan cortinas costeras, a cuadros, un profundo encanto sureño, ¿cómo haces ver a Bulgaria como los Estados Unidos? Bueno, en una palabra, no lo haces.

“Para que funcione la pantalla verde, y hacer el número de tomas anticipadas, eso cuesta entre 750,000 y 1 millón de USD para una escena en un automóvil”, dice Cohen, lamentando el costo del tipo de CGI de alta costo que tomaría hacer en un desastre natural de aspecto realista. Entones “Hace aproximadamente un año y medio, leí un artículo en American Cinematographer sobre unas nuevas pantallas LED que podrían usarse de muchas maneras diferentes”, explica Rob Cohen. “Tenían 1 pie por 1 pie, y podían juntarse para crear la pantalla de cualquier tamaño que quisieras”. Resultó ser la forma perfecta de crear un paisaje hiperrealista desgarrado por las ventanas que se rompían, incluso en las tranquilas colinas de Europa.

“Enviamos una unidad a Fernandina, Florida para fotografiar, o setear, el sur de Estados Unidos. Luego pudimos hacer estas largas carreras que tuvieron lugar en varios vehículos y tener a Estados Unidos fuera de la ventana, lo cual era imposible en Bulgaria porque cada parte de la arquitectura es completamente diferente. Son todos los techos de las torres rojas, simplemente no puedes ocultarlo. Puede que encuentres un lugar aquí, un lugar allí, pero para correr en un paisaje estadounidense, realmente tienes que construirlo o hacerlo de esta manera”.

Cuando la granja se está destrozando, cuando el Dominator corre por las calles evacuadas de Gulfport, todo es solo un truco de efectos reales, no se necesita CGI.

El viaje de esta aventura inició con un guion en Hollywood, de ahí se trasladó a Alabama para buscar las principales locaciones antes de iniciar la selección de actores en Inglaterra, de ahí se fueron a Glasgow para la producción de miniaturas hasta llegar a Bulgaria y finalmente regresar a Manchester donde terminó la filmación.

 

 

« »